Los Toros en la Feria de Albacete

Los toros han sido un baluarte esencial en la  Feria de Albacete. A continuación se reseñan algunos festejos de distintos años, cronológicamente desde principios del siglo  XX

1901.- No podía haber feria sin toros; se  anuncia una novillada y los días 9 y 10, dos grandes corridas con los matadores Quinito, Conejito y Bombita Chico.

1903.- Dos corridas de toros con ganaderías de Cámara, Saltillo y Miura para los diestros: Fuentes, Algabeño y Machaquito.

1904.-  Dos toreros de renombre actúan en la plaza de toros, Lagartijo y Machaquito.

1908.- Corridas de toros con los matadores Minuto, Vicente Pastor y Bienvenida, el día 9 y, Minuto, Vicente Pastor y Gallito, el día 10. Mataron toros de las ganaderías de Herederos de D. Atanasio Martín y de Arribas Hermanos, ambas de Sevilla.

1915.- Los días 9, 10 y 11 extraordinarias corridas de toros con los diestros: José Gómez Gallito, Francisco Madrid, Juan Belmonte.

1917.- Siendo alcalde de Albacete Francisco Fontecha, se construyó una nueva plaza. Las  obras fueron dirigidas por el arquitecto Julio Carrilero y por Manuel Sainz de Vicuña. Se construyó en tiempo record pues las obras comenzaron el  17 de febrero de 1917 y concluyeron el día 9 de septiembre, recién inaugurada la feria de ese año. El cartel taurino que puso en marcha esta nueva Plaza, estaba formado por los diestros, “Gaona”, “Gallito” y “Saleri II” con toros de la ganadería de Villalón.

1918.- Los días 9, 10, 11 y 12 hubo corridas de toros, una más que en años anteriores.

1919.-  El día 10 torean Gallito, Belmonte y Belmontito.

1921.- Día 8 de septiembre, Feria de Albacete y corrida de toros por todo lo alto. Torean: Juan Belmonte. Manuel Jiménez Chicuelo y  Manuel Granero. Al día siguiente otro buen cartel con, Juan Belmonte, Manuel Belmonte e Ignacio Sánchez Mejías, el mismo, al que Lorca escribió el famoso poema.

1922.- El día 13, con ganado del Duque de Veragua, Rosario Olmos compartió cartel con, Francisco Checa y José María Algabeño.

1934.- Los diestros que torearon en esta feria fueron: Vicente Barreda, Armillita, Domingo Ortega, Victoriano de la Serna, Juan Belmonte, Rafael Gómez el Gallo y  Fernando Domínguez.

1935.- La duración de los festejos taurinos va creciendo año tras año y así, en la presente feria, se programan cuatro corridas de toros y dos novilladas según vemos reflejado y detallado en el programa.

1941.-  Los carteles de este año de los mejores para la época: Marcial Lalanda, Vicente Barreda, Manolete, Belmonte, Gallito…

1942.- Cuatro corridas de toros  los días, 10, 11, 12, 13, en las que torearon, Vicente Barreda, Pepe Bienvenida, Manolete, Pepe Luis Vázquez, Morenito de Talavera y Belmonte. No se quedaron sin novillada pero hasta el mismo día de cierre de la feria, el 20 de septiembre, no se celebró.

1945.- Los carteles taurinos contaron con el concurso de Luis Miguel Dominguín y Carlos Arruza.

1951.- Dos toreros de la tierra que irrumpen con mucha fuerza, en esta década, en el mundo taurino nacional  consiguieron que sus  partidarios dividieran a la ciudad en dos bandos, según fueran de Pedrés  o de Montero. En as corridas de toros de este año aparecen anunciados dos toreros de la tierra Pedrés y Montero que junto a Luis Miguel Dominguín, Carlos Arruza, Miguel Baez”Litri” Julio Aparicio y algún que otro que completó los carteles, forjaron una feria taurina de auténtico “relumbrón”.

1952.- Este año un nuevo torero de la tierra irrumpía en la Fiesta con la fuerza de una galerna y el arte y la valentía por montera. Nos estamos refiriendo al gran Chicuelo II. El día 12  se lidiaron  toros de D. Carlos Núñez de Sevilla para los matadores: Carriles, Montero, Pedrés y Chicuelo II.

1958.- En el presente año vemos anunciados en los carteles a Juan Montero, Gómez Cabañero, Abelardo Vergara, Jaime Ostos, etc.  Como eje principal del abono, el número uno, Luis Miguel Dominguín.

1960.-
Muere en accidente de aviación, el 21 de enero, Manuel Jiménez Chicuelo II y su hermano Ricardo, junto al picador José Díaz que les acompañaba en el vuelo y 34 pasajeros más. Ambos, tras pasar las fiestas navideñas en Albacete, viajaron nuevamente a América para completar los compromisos del diestro, el primero de ellos el 24 de enero en Manizales, pero no tomaron un vuelo directo sino que primero viajaron a Nueva York para comprar piezas para su Cadillac, el coche de sus sueños, que hoy todavía conserva la familia. Para acompañar a los  féretros que llegaban a Albacete desde la capital de España, se congregó mucha  gente desde las inmediaciones del fielato de Madrid hasta la calle de la feria donde vivía el torero. La misa de córpore in sepulto se celebró el 28 de enero en la Catedral de Albacete y posteriormente, recibieron cristiana sepultura en el mausoleo de la familia en el Cementerio Municipal. Tras su fallecimiento, el Sindicato Provincial del Espectáculo tuvo como objetivos principales obtener fondos para realizar un monumento, que recordase siempre al diestro, erigiendo la estatua que hay frente a la puerta grande de la plaza de toros y que el Ayuntamiento tuviera a bien  dar  el nombre del torero a una calle de la capital, algo para lo que fue necesario esperar 40 años hasta que la calle Arenal, en el año 2000, pasó a denominarse calle del torero Manuel Jiménez Díaz, Chicuelo II.


1962.- Se mataron cinco Corridas de Toros por los primeros espadas del momento, entre estos, Paco Camino y “El Cordobés”.

1964.- La feria taurina programó seis corridas de toros con toreros de la tierra: Pedrés, Montero, Pepe Osuna, y otras figuras como Paco Camino, Miguel Mateo “Miguelín y otros.

1966.- Surge un nuevo personaje de la tauromaquia albaceteña Dámaso González, que se vistió de luces como novillero en vísperas del comienzo de la feria.

1972.- Las Corridas de Toros de este año fueron especiales, con un torero de la tierra Dámaso González, que no dividió a la ciudad en dos bandos como ocurriera en la década de los cincuenta con Pedrés y Montero pues todos los aficionados estaban con él y, año tras año, venía siendo uno de los principales puntales de los carteles taurinos  de la  Feria. Junto a él, otros dos espadas albaceteños Antonio Rojas y Juan Luis Rodríguez  que tomó la alternativa el día  12. El día de dicha ceremonia  compartieron  cartel con él, Sebastián Palomo Linares y José Luis Galloso.

1973.- Corridas de Toros con los primeros espadas del momento, Diego Puerta, José Mª Manzanares, Dámaso González….

1976.- El día 9, a las seis de la tarde, la actuación de “Señoritas Toreras”, otra vez la mujer en la fiesta como protagonista directa y no mera espectadora. El día 10, cartel antológico: Paquirri, Dámaso González y El Capea. El día 11, Curro Romero, Paco Camino y Sebastián Cortés, el duende de los sevillanos, con el duende fino y torero del diestro de Albacete. El día 12, El Viti, Manzanares y Esplá. El día 13, nuevamente toreros de la tierra; Dámaso González y Antonio Rojas, con otro manchego de Ciudad Real, Paco Alcalde, excelente con las banderillas. Día 14, “el duende” entró en la plaza, yo lo vi;  Rafael de Paula, sensacionales verónicas con el capote, El Capea y Sebastián Cortés. El día 15, corrida de banderilleros; Paquirri, Ángel Teruel y Paco Alcalde. Día 16, Miguel Márquez, Dámaso González y Antonio Rojas. Día 17, corrida de rejoneo con, Álvaro Domecq, Joao Maura, Manuel Vidrié e Ignacio Vargas. Con esta corrida se cerró el abono normal pero, en notas al programa, vemos que  el día 18, hubo un Espectáculo Cómico Taurino del Bombero Torero y el día 19, una nueva corrida de toros con, Roberto Domínguez, Juan Martínez y Ángel Rafael. Los toros hemos fueron y son un soporte muy importante de la feria de Albacete y sus carteles son muy preparados por los responsables municipales y examinados por la afición.

1981.- Corrida de Feria en Albacete, sexta de abono y buen cartel  con los diestros;  Rafael de Paula, El Cordobés y Palomo Linares. La  afición con  muchas expectativas por lo que la plaza estaba llena. La corrida no estaba siendo buena, muchas protestas del público que veía como un festejo que se presentaba  muy bien, en un principio, estaba dando sus últimos coletazos sin que se hubiera visto nada de resaltar en el ruedo, y de repente saltó  la tragedia. Un quinto toro de los Guateles, de nombre Sospechosos, con 485 kilos y cabeza bien armada de pitones acababa de salir al ruedo cuando, por el tendido 7 se lanzó un joven con el torso desnudo y la camisa en la mano. Se dirigió derecho hacia el toro, lo citó y el toro se le arrancó corneándole con tanta violencia que le infringió dos cornadas mortales, una en el bazo y otra en el cuello, rompiéndole la aorta. El espontaneo cuyo nombre era  Fernando Eles Villarroel Sánchez, murió instantáneamente en el coso. Los que le conocían sabían que era aficionado a los toros y, aunque nunca había pretendido ser torero, no era la primera vez que se lanzaba a un ruedo como espontaneo.  Parte del público abandonó la plaza horrorizado y los que permanecieron en los tendidos, increparon a Manuel Benítez “El Cordobés” por no haber impedido la tragedia. El caso es que el chico de veintisiete años murió en un lance que nunca debió suceder. El Ayuntamiento, en señal de duelo, suspendió los actos que había programados para aquel fatídico lunes 14 de septiembre de 1981, y el diestro cordobés anunciaba, pocos días después del suceso, su retirada de los ruedos.

1982.- Vaquillas matutinas en la plaza de toros, muy del gusto de los más jóvenes.

1987.- Los toros han sido para nuestra feria un referente desde principios de siglo y por ella han pasado a lo largo de los años, las principales figuras del arte de cuchares. Los toreros albaceteños han brillado con luz propia en su tierra y en el  año en curso, estaba a punto de nacer una nueva gran figura que relevaría a quien había marcado toda una época y estaba pensando en la retirada, Dámaso González. Me estoy refiriendo a Manuel Caballero, que destacaba en el campo novilleril, vaticinando lo que todos los entendidos apuntaban, y que años después  llegaría a ser la gran figura que los aficionados albaceteños deseaban y necesitaban para seguir acudiendo a la plaza, llenando sus tendidos y haciendo colgar a la empresa, casi todos los  días, el cartel de “No hay Billetes”. Torearon este año en el coso albaceteño; Rafael de la Viña, Miguel Báez “Litri”, Rafi Camino, Dámaso González, Espartaco, José Mª Manzanares, Niño de la Capea, José Antonio Campuzano, Emilio Oliva, Fernando Cepeda, Joaquín Faura, Francisco Ruiz Miguel, Tomás Campuzano, Ortega Cano, Joselito y los rejoneadores Manuel Vidrie, Rafael Peralta, Joao Moura, Antonio Ignacio Vargas, Paulo Caetano y Javier Buendía.

1989.- Novillada con picadores con Manuel Caballero, Jesulín de Ubrique y Manuel Montoya. Los dos primeros, en los años siguientes, dieron mucho de  qué hablar dentro y fuera de los ruedos.

1992.- Este año se conmemoraba el 75 aniversario de la inauguración de la plaza de toros. Todas las figuras del toreo han pasado por ella, han triunfado, han salido nuevos valores, sobre todo albaceteños, y también en su arena han ocurrido tragedias. La Feria Taurina  del 75 aniversario comenzó el día 8, con una novillada que mataron, Manuel Díaz “El Cordobés”, Ángel de la Rosa y Manuel Montoya. Día 9, corrida de toros para los espadas, José Mª Manzanares, Ortega Cano y Enrique Ponce. Día 10, segunda corrida de toros para, Cesar Rincón, Miguel Baez”Litri” y Manuel Caballero. Día 11, tercera de feria para, Niño de la Capea, Espartaco, y Cesar Rincón. Día 12, cuarto festejo, toros de Herederos de Sánchez Fabrés para los matadores, Rafael Camino, Finito de Córdoba y Chiquilín. Día 13, corrida del rejoneo para los Caballeros Rejoneadores, Joao Moura, Antonio Correas, Fermín Bohórquez y Luis Domecq. Día 14, quinta de feria para los diestros, Roberto Domínguez, Joselito y Manuel Caballero, con reses de Carlos Núñez. Día 15, Novillada con picadores para los novilleros, Manolo Sánchez, Manuel Amador y Víctor Puerto. Día 16, sexta de abono para, Enrique Ponce, Julio Aparicio y Manuel Caballero. Día 17, última de feria para los diestros, Luis Francisco Esplá, Víctor Mendes y Mariano Jiménez. Completo y estupendo abono para la conmemoración del 75 aniversario de la plaza.

1999.- Este año de 1999 tuvo nombre propio, Manuel Caballero. Desde novillero apuntaba buenas maneras para convertirse en lo que llegó a ser, una gran figura del toreo, y a lo largo de la década de los 90 fue cuajando, como dicen los taurinos, hasta pasar a formar parte de los puestos más altos del escalafón  de los principales toreros de su época. Durante esta temporada lidió 69 corridas de toros y cortó 104 orejas y 4 rabos. En Albacete toreó en el mes de junio la Corrida de Asprona celebrada el día 15, cortando  dos orejas y saliendo a hombros por la puerta grande. Ya en la Feria, toreó una corrida en solitario, la del día 11 de septiembre, cortando seis orejas y saliendo a hombros entre los vítores de la multitud. Este año recibió el premio al mejor matador de Castilla- Mancha. Hasta la fecha de su retirada, bien entrada la década del 2000, dio a los aficionados albaceteños muchas tardes de alegrías.