Programa Feria 1971

 

Cartel 1971

Historia 1971

La Ciudad

Tanto querer alcanzar la estratosfera con la elevación de los edificios,  que ésta alcanzó a la ciudad un 3 de enero y nos regaló  una bajada de temperaturas de record Güines. El mercurio bajó hasta la cifra de 24º bajo cero. Durante las Navidades y Año nuevo, los termómetros habían señalado temperaturas bajas pero lo del día 3 fue demasiado. Las calefacciones echaban humo y las calles estaban impracticables por el hielo y la gran cantidad de nieve acumulada. Algunos edificios tuvieron serios desperfectos en sus infraestructuras pues las tuberías reventaron. Terminadas las vacaciones de Navidad, el Instituto Bachiller Sabuco no pudo reanudar las clases por los desperfectos de la calefacción. Entre tanto parón por el frio, la vida seguía haciéndose notar y la señora de D. Cesáreo Ocaña, Consuelo Córcoles Munera dio a luz a cuatros preciosos bebés. Ante las escasas condiciones económicas del matrimonio, la sociedad se movilizó para prestar ayuda y hasta les regalaron un piso amueblado. En Madrid, también se dieron por enterados de los hechos y así, los entonces Príncipes de España se tomaron mucho interés por la familia apadrinando a los pequeños. Los bebés recibieron los nombres de: Juan Carlos, Sofía, Pilar y Rosa.

La Feria

Del 7 al 17 de septiembre se desarrollo la feria de este año, comenzando con su tradicional Cabalgata que partiendo de la Calle Martínez Villena se puso en marcha recorriendo las calles de la ciudad hasta llegar al recinto ferial, donde el Alcalde, abriendo la Puerta de Hierros, dio  por inaugurados los festejos. Faltaban  aun unos años para que el recorrido se modificase  y éste era el tradicional de muchos años. Entrando en la revisión del programa de 1971, podemos ver que mantiene la duración de diez días. Habíamos observado en los últimos programas este mismo rasgo y es que,  el calendario de la feria se fue estabilizando en cuanto a su duración, que no en el día de apertura que siempre fue el 7 de septiembre, cuando en las ferias de los años; 20, 30, 40 y 50, el día de cierre venia variando de unos años a otros, en dos o tres días más o en algún día menos. También, en la portada del programa, si nos detenemos a ver más allá de los dibujos propiamente dichos podemos intuir cómo, la participación ciudadana empezaba a ser mayor y los carteles y programas trataban de reflejarlo. En este caso, grandes y pequeños  presencian el Castillo de Fuegos Artificiales que iluminan la noche. La feria comenzaba a dejar atrás la tradición agrícola y ganadera, que había sido su razón de ser, para ir transformándose en otra de corte más lúdico, comercial e industrial. Firma el programa, La Comisión de Festejos.

Medidas del programa: 22 x 15’6 cm

 

Cartel de Toros 1971