El Centro Cultural la Asunción

 

En el centro de Albacete, bajando por la calle de la Feria,  a la derecha, queda un pequeño callejón que en épocas antiguas albergó un convento, por lo que recibe el nombre de Callejón de las Monjas. En él podemos encontrar uno de los edificios dignos de ser visitado por las peculiaridades que tiene, El Centro Cultural de la Asunción. En sus orígenes fue un monasterio, El de la Encarnación, que  hacia el siglo XVI, se convirtió en Monasterio de la Orden Terciaria de San Francisco. Su iglesia fue bendecida en 1557 y, tras pasar por una serie de problemas generados por hechos históricos, el conjunto monumental terminó por ser restaurado recientemente y pasar a ser un Centro Cultural que depende de la Diputación de Albacete. En él, también ha quedado instalado, El Instituto de Estudios Albacetenses. Fijándonos en sus características artísticas, apreciamos que la Iglesia tiene una planta rectangular y un importante artesonado con casetones octogonales. El bonito claustro consta de dos cuerpos en los que no faltan columnas jónicas y toscanas. Dicen los entendidos, que los detalles de la corriente “manierista” que se puede apreciar en el conjunto, hacen  parecer temprana la datación de la iglesia en la mitad del siglo XVI, pareciendo más acertada si la aproximamos hacia finales de dicho siglo. El patio está rodeado por una serie  de dependencias que nos ofrecen artesonados más sencillos que los del claustro, bajo los cuales, resaltan unos “Frisos de Yeso” con escudos de las Cinco Llagas adornados con motivos vegetales renacentistas. La parte más destacada del edificio es el claustro donde se celebran actos culturales de todo tipo; teatro, exposiciones de fotografía, pintura, artesanía, etc. Merece la pena visitarlo.